Explorando en los límites del Sistema Solar - Transcripción


Transcripción-Explorando en los límites del Sistema Solar
.pdf
Download PDF • 44KB

Haga clic aquí para el blog en inglés


Transcripción:

Nuria [00:00:00] Hola, soy Nuria.


Álvaro [00:00:01] Y yo soy Álvaro. Bienvenidas y bienvenidos a Tumble, el programa donde exploraremos historias de descubrimientos científicos.


Nuria [00:00:08] Hoy conoceremos la increíble historia de un descubrimiento revolucionario, que cambió completamente la manera en la que vemos el universo.


Álvaro [00:00:17] El Cinturón de Kuiper es un grupo de objetos celestes pequeños y helados que se encuentran más allá de Neptuno.


Nuria [00:00:24] Astrónomos de todo el mundo lo estudian, pero hasta hace muy poco no sabíamos ni que existía. La mujer que lo descubrió nos va a contar en primera persona su historia.


Nuria [00:00:38] ¿Cómo te sentirías si gracias a tu descubrimiento, un gran avance científico, cambias la manera en que entendemos el mundo y el universo?


Álvaro [00:00:48] ¿Cómo se descubre algo así? ¿Es repentino, como un relámpago? ¿O es un proceso largo y lento? ¿Y qué pasa luego? ¿Te vas a merendar?


Nuria [00:00:58] Piénsalo bien porque vas a escuchar la historia de dos astrónomos que hicieron un descubrimiento revolucionario que cambió la forma de entender el Sistema Solar. Y la historia no es la que esperas.


Traductora [00:01:16] Me acuerdo perfectamente cuando Dave me dijo «Jane, si encontramos esto, no tendremos que volver a trabajar nunca más». Y estaba totalmente equivocado. Dave no suele equivocarse, pero esa fue una muy mala predicción.


Nuria [00:01:31] Jane Luu es astrónoma. En 1992, Jane y su colega Dave Jewitt descubrieron el Cinturón de Kuiper, un área enorme de objetos celestes pequeños y cubiertos de hielo que se encuentran en la periferia del Sistema Solar. Más allá de Neptuno. Hoy en día, se considera la última frontera de nuestro Sistema Solar.


Álvaro [00:01:54] Y, ¿cómo lo descubrieron?


Nuria [00:01:55] La historia empieza cuando Jane era una joven científica, comenzando su carrera en astronomía.


Traductora [00:02:01] Acababa de empezar mi posgrado. Me acuerdo, que necesitaba buscar un proyecto.


Nuria [00:02:06] Jane quería estudiar cometas y otros objetos pequeños en el espacio. Dave Jewitt, su profesor, le sugirió buscarlos donde nadie había mirado antes: en los límites más extremos del Sistema Solar. Jane no estaba muy convencida.


Traductora [00:02:23] Entonces le pregunté a Dave «si hay posibilidad de que estos objetos celestes se encuentran allí, ¿por qué nadie los ha buscado?». Y él me dijo, «bueno, porque si es que existen, apenas son visibles».


Álvaro [00:02:36] ¿Qué quiso decir con, «si es que existen»?


Nuria [00:02:39] Mucha gente dudaba de su existencia y eran muy difícil observar. Lo que Dave le estaba pidiendo a Jane era algo muy difícil.


Álvaro [00:02:48] Básicamente, le dijo que se fuera a buscar "una aguja en un pajar".


Nuria [00:02:52] En ese entonces, los científicos creían que pasado Neptuno, el Sistema Solar estaba vacío, excepto por Plutón. Pero Dave no pensaba igual.


Traductora [00:03:02] Dave me explicó que no le parecía lógico que hubiera un borde o límites en el Sistema Solar, como un abismo, y que luego no hubiera nada y estuviera vacío.


Nuria [00:03:11] Todo estaba basado en una idea bien conocida en la astronomía, que hace miles de millones de años, cuando se formaron el Sol y los planetas, quedaron muchos residuos desperdigados.


Álvaro [00:03:23] ¿Te refieres a sobras o pedacitos extra de planeta? ¿Como cuando haces planetas de papel y cartón en casa y siempre te sobra material?


Nuria [00:03:32] Exactamente. Esos residuos son los pequeñas objetos celestes que a Jane le causaban tanta curiosidad. Los cometas y los asteroides. Sabemos que hay muchísimos cometas y asteroides en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Según Dave, también debería haber residuos más allá de los planetas más lejanos.


Traductora [00:03:54] Y él me dijo que deberíamos investigarlo. Yo le contesté «¿pero otras personas no han buscado esto ya?». Y él me dijo, «no, y si no lo hacemos, nadie más lo hará, porque somos las únicas personas lo suficientemente locas para intentarlo».


Álvaro [00:04:07] Si hay algo que me motiva a hacer cualquier proyecto, es que me digan que soy uno de los pocos locos en intentarlo.


Nuria [00:04:14] Pues eso pasó con Jane. Aceptó el reto. Para ella, era una pregunta relativamente simple e interesante para investigar.


Traductora [00:04:22] Habían dos posibles respuestas. Una, no hay nada pasado Neptuno. Y en ese caso, es bueno saberlo porque es otro dato que te ayuda a entender cómo se formó el Sistema Solar.


Nuria [00:04:33] O sea, que si en realidad había límites en el Sistema Solar, comprobarlo cambiaría nuestra percepción de cómo se formó.


Traductora [00:04:41] Pero la respuesta podría ser «sí, hay cosas más allá de Neptuno». Y si las hay, las queremos encontrar.


Álvaro [00:04:48] Ok, entonces tenemos todo listo para esta búsqueda espacial. Jane y Dave se pone sus botas y sombreros de exploradores. Seguramente, hasta tienen un uniforme que diga «Equipo Explorador Neptuna y Más Allá». ¿Qué pasa después? ¿Hicieron una fiesta de despedida con una fiesta de lanzamiento?


Nuria [00:05:05] Pues fíjate, que no


Traductora [00:05:07] Cuando empezamos la investigación todos tenían dudas. Todos estaban escépticos.


Nuria [00:05:11] Jane y Dave necesitaban usar un telescopio súper grande y potente, si querían poder detectar estos pequeños y distantes objetos celestes tan lejanos.


Traductora [00:05:22] Es un telescopio gigante. No te lo pones en el ojo.


Nuria [00:05:25] Hay muy pocos de los telescopios en el mundo y los astrónomos siempre tienen que pedir permiso para usarlos.


Traductora [00:05:31] Pedíamos que nos dejaran usar el telescopio para hacer nuestra búsqueda y siempre nos decían que no.


Álvaro [00:05:37] O sea, que ¿no hay una lista donde te puedas apuntar o esperar tu turno como en los castillos inflables en la feria?


Nuria [00:05:43] No, hay todo un proceso de solicitud muy largo. Cuando te niegan el permiso para usar el telescopio, es una manera de decirte que lo que estás haciendo no es muy importante.


Álvaro [00:05:54] ¡Qué mal!


Nuria [00:05:55] Pero eso no detuvo a Jane y a Dave. Nuestros exploradores iban a lograrlo, sin importar los obstáculos.


Traductora [00:06:03] Como no nos dejaban usar el telescopio para estas observaciones, decidimos pedirlo para otras investigaciones, pero en realidad lo usaríamos para este proyecto.


Nuria [00:06:12] Le dijeron a la gente encargada del telescopio gigante que iban a estudiar algo más común o popular, pero cuando nadie estaba mirando, apuntaban el telescopio más allá de Neptuno.


Álvaro [00:06:25] ¡Uh! Operación astronómica encubierta. Entonces, ¿encontraron algo?


Nuria [00:06:32] No, pasaron muchos años sin encontrar nada y esto no ayudaba mucho a su causa con los otros astrónomos.


Traductora [00:06:39] De vez en cuando, nos decían «están perdiendo el tiempo», «llevan en esta búsqueda tantos años y todavía no encuentran nada», «no hay nada que buscar».


Álvaro [00:06:47] Y, ¿no se dieron por vencido? No sé. Si yo estuviera buscando algo pasado Neptuno, le daría como un mes y luego me cansaría.


Nuria [00:06:57] Jane y Dave tenían algo a su favor... las nuevas tecnologías.


Traductora [00:07:01] Cada cierto tiempo, en la astronomía, hay avances significativos en la mejora de los detectores.


Nuria [00:07:07] Los detectores del telescopio controlan cuánto puedes ver en el espacio y cuán bien puedes ver lo que hay. La tecnología sigue avanzando y mejorando. Es como la cámara de nuestros teléfonos, que cada vez es más nítida.


Traductora [00:07:20] Y justo ocurría que, cada vez que nos desanimábamos, los detectores mejoraban. Y entonces decíamos «ahora que hay un detector nuevo, ahora sí encontraremos algo». Y eso nos animó a seguir adelante.


Nuria [00:07:32] Y siguieron adelante por cinco años. Todo cambió cuando, Dave empezó un trabajo nuevo que le dio acceso a uno de los mejores telescopios del mundo, en Hawaii.


Traductora [00:07:44] Entonces pudimos usar el telescopio que se encuentra en Mauna Kea, que es un gran volcán en la isla de Hawaii.


Nuria [00:07:51] En 1992, Dave y Jane por fin consiguieron acceso al telescopio tan preciado. Por la noche, cuando el cielo estaba oscuro y despejado, se acomodaban en la pequeña sala de control del telescopio.


Traductora [00:08:06] Íbamos al telescopio y hacíamos todo nosotros dos.


Nuria [00:08:09] Su plan era turnarse. Uno de ellos tomaría fotos con el telescopio y la otra persona, revisaría las fotos para intentar detectar cualquier diferencia.


Traductora [00:08:20] Para encontrar un objeto en movimiento lento o cualquier objeto en movimiento en el Sistema Solar, tienes que tomar muchas fotos de la misma área del cielo a lo largo de una hora. Y luego, visualizas la secuencia en la pantalla de la computadora.


Nuria [00:08:36] Dave y Jane observaban y comparaban las fotos una y otra vez, mirando atentamente por si veían algo moverse entre las estrellas.


Traductora [00:08:45] Cualquier cosa que se mueve, se detecta fácilmente. Las estrellas y las galaxias no se mueven para nada. Son estáticas. Es como uno de esos libros "flipbooks" para niños, que pasas las páginas rápidamente y parece que se mueven cosas. Es exactamente igual.


Álvaro [00:09:01] Así que no es una técnica sofisticada.


Nuria [00:09:04] Se le llama hacer un "parpadeo de imágenes".


Traductora [00:09:08] Dave estaba comparando dos imágenes y de momento, vio algo. Así que, Dave fue el primero en verlo.


Álvaro [00:09:14] Entonces, ¿qué vio?


Nuria [00:09:16] Una luz muy pequeña y borrosa se había movido de una foto a otra.


Traductora [00:09:21] Y me lo señala y me dice «¡Ok! Es algo, pero está solo en dos imágenes».


Nuria [00:09:28] Jane esperó a la próxima imagen, para ver si algo se movía.


Traductora [00:09:32] Comparamos las tres imágenes y lo que Dave había observado seguía allí, en esa tercera foto. Seguía moviéndose en la misma dirección, con la misma intensidad de luz y la misma velocidad que estábamos buscando.


Álvaro [00:09:45] Y entonces, ¿se lo creyó?


Traductora [00:09:47] Ya para la tercera imagen, sí. Estábamos muy entusiasmados. Tomamos la cuarta imagen y allí seguía, en la misma dirección y con la misma intensidad.


Nuria [00:09:56] Este era el momento que habían estado esperando por los pasados cinco años. Jane y Dave sabían que lo que estaban observando era algo muy interesante, pero no podían estar seguros aún.


Traductora [00:10:10] Empezamos a cuestionarnos. Quizás es un cometa. Quizás es un cometa muy distante entrando en el Sistema Solar. Era muy emocionante, la verdad. Pero hasta que no determináramos su órbita, no podíamos celebrar.


Álvaro [00:10:23] Pero, ¿qué significa eso de determinar la órbita?


Nuria [00:10:26] Los astrónomos tenían que repetir sus medidas la noche siguiente para confirmar que, efectivamente, sí, el objeto seguía moviéndose en la dirección que habían predicho. No podían hacer nada. Tenían que esperar una noche más.


Traductora [00:10:41] Y yo seguía pensando «algo va a ir mal». El telescopio se va a romper, va a dejar de funcionar. Algo va a salir mal. Me acuerdo que esa noche, no pude dormir.


Álvaro [00:10:51] ¡Uf! Imagínate estar a punto de hacer un gran descubrimiento, pero hay muchas cosas fuera de tu control.


Nuria [00:10:58] Imagínate, era muy poco probable que el telescopio se rompiera. Pero, por ejemplo, si la noche siguiente se ponía el cielo nublado, no podrían ver nada. Pero Jane y Dave tuvieron suerte.


Traductora [00:11:11] Lo volvimos a encontrar y entonces, sí que lo celebramos. Saltamos de arriba a abajo.


Álvaro [00:11:16] Entonces, ¿qué fue exactamente lo que encontraron?


Nuria [00:11:19] Jane y Dave encontraron un objeto celeste, pequeño y helado. Podían medir su tamaño, su órbita y saber que era helado, porque lo que está lejos en el espacio suele estar cubierto de hielo.


Álvaro [00:11:33] ¡Brrr! ¡Qué frío!


Nuria [00:11:35] Lo importante de todo esto, es que encontraron algo que nadie creía que existía.


Traductora [00:11:41] Se le otorgó el número de 1992-QV1.


Nuria [00:11:46] Eso significa que fue descubierto en agosto del 1992.


Álvaro [00:11:52] Los astrónomos no son muy creativos con su sistema de denominación. Me imagino que después de esta hazaña, los habrán recibido como reyes entre todos los astrónomos. ¿No? ¡Bravo! ¡Bravo!


Nuria [00:12:05] Pues, no.


Traductora [00:12:05] Mucha gente nos decía «bueno, no sabemos que es esa cosa». Y otros nos decían, «solo hay un objeto así y ustedes lo han encontrado». Y nosotros les decíamos, «no puede ser, ¿están locos?».


Álvaro [00:12:18] ¡Ay! ¿Pero todavía nadie les creía?


Nuria [00:12:23] Tenían que encontrar un segundo objeto. Y para poder hacer eso, tuvieron que esperar su turno para volver a usar el telescopio. Tuvieron que esperar seis meses.


Nuria [00:12:35] Encontramos el segundo objeto y estábamos muy, muy contentos. Y luego, ya sí. Cuando encuentras el segundo es un alivio, porque sabes que hay muchos.


Álvaro [00:12:45] Así que existen muchos objetos celestes así.


Nuria [00:12:48] Efectivamente, los astrónomos consideran que dentro de un área enorme en forma de un disco, un área mucho más grande que un cinturón de asteroides, hay cientos de miles de estos pequeños objetos celestes cubiertos de hielo. Como los que Jane y Dave descubrieron.


Nuria [00:13:05] Son las sobras de cuando se formó el Sistema Solar.


Álvaro [00:13:08] Pues, me parece que eso prueba su hipótesis inicial o su idea. No hay límites en el Sistema Solar.


Nuria [00:13:15] Va disminuyendo. Este descubrimiento abrió un nuevo campo de investigación inmenso. No solo nuestro Sistema Solar, pero en cada sistema solar del universo.


Nuria [00:13:27] Lo que nos dice este descubrimiento es que, cuando se forman los planetas, siempre hay residuos y eso es un Cinturón de Kuiper. Lo que nos dice es que, cuando observas cualquier sistema solar, debe haber un Cinturón de Kuiper alrededor de cada sistema planetario. Ese material son restos. Si quieres averiguar qué pasó al principio, ese es el material que debes estudiar.


Álvaro [00:13:51] ¡Wow! Así que Jane está diciendo que hay un Cinturón de Kuiper en cada sistema, y eso te indica pistas de cómo se formaron esos planetas.


Nuria [00:13:58] Así es.


Álvaro [00:14:00] ¡Wow! Es algo enorme. No puedo creer que nunca había escuchado esto antes.


Nuria [00:14:05] Yo tampoco. Jane y Dave recibieron algunos premios y reconocimiento, de parte de la comunidad científica por su descubrimiento. Pero ellos ya no estudian el Cinturón de Kuiper hoy en día.


Nuria [00:14:16] Nunca quisimos hacer lo que hacen los demás.


Álvaro [00:14:19] Estuvieron todo ese tiempo buscándolo. Demostraron a todos que tenían la razón contra viento y marea. Y ahora, que finalmente tienen la aprobación de la comunidad, ¿deciden que ya han tenido suficiente?


Nuria [00:14:30] Así es, porque les encanta la búsqueda y el misterio. Les encanta explorar lo que está aún por descubrir.


Traductora [00:14:38] Para cualquier persona que le guste explorar, siempre quieres resolver un rompecabezas que nadie haya resuelto y quieres encontrar algo que nadie haya visto antes. No creo que seamos los únicos en sentirnos así. Todos queremos ser exploradores.


Nuria [00:14:52] La pasión de Jane por explorar, la llevó a un gran descubrimiento y avance en el estudio del espacio. Es muy raro que solo dos personas logren algo así en la astronomía. Pero Jane y Dave no son tratados como realeza, siguen siendo astrónomos comunes y corrientes.


Traductora [00:15:10] No pienso mucho en eso. No voy por ahí diciendo «soy Jane Luu y descubrí el Cinturón Kuiper». Realmente, no pienso en eso a menudo. Sí, se siente bien haber hecho una buena labor, pero Dave estaba muy equivocado cuando dijo que nunca tendríamos que volver a trabajar.


Álvaro [00:15:26] La verdad que, para ser alguien que ha cambiado la forma en que miramos cada sistema solar en el universo, Jane es muy humilde.


Traductora [00:15:33] A veces pensamos que los grandes descubrimientos, solo los hacen genios muy especiales y raros.


Álvaro [00:15:40] Sí. Como Galileo Galilei, Leonardo Da Vinci, Arquímedes o Stephen Hawking.


Nuria [00:15:46] Pero Jane no se ve a sí misma como una genio. Simplemente, es alguien que es muy buena en lo que hace y que ama su vocación.


Traductora [00:15:54] Bueno, la palabra "genio" se usa a menudo. Y algunas personas sí son muy inteligentes y ven las cosas con mucha claridad. Pero la mayoría de las veces, los genios son personas que pasan mucho tiempo pensando en cosas que les apasionan. Piensan en ello día y noche, porque es su pasión. Y cuando algo te gusta mucho y piensas en eso todo el tiempo, te haces muy bueno en eso y encuentras cosas que los demás no ven.


Nuria [00:16:22] Así que piensa en esto, ¿qué es algo que te gusta tanto y tanto que piensas en ello día y noche? No tiene que ser algo de ciencia.


Álvaro [00:16:30] Una vez que sepas lo que es, ¿cómo podrías ser bueno en eso? ¿En qué podrías pensar que a otra gente no se le haya ocurrido?


Nuria [00:16:39] No tienes que tener la respuesta ahora mismo, pero nunca se sabe. Quizás algún día te lleve a una gran idea o a un gran descubrimiento.


Nuria [00:16:57] Gracias a Jane Luu, astrónoma planetaria en la Universidad del Ártico, en Tromso, en Noruega.


Álvaro [00:17:03] Esta es una adaptación al español de Tumble Science Podcast for Kids.


Nuria [00:17:08] Tumble son Lindsay Patterson, Marshall Escamilla y Sarah Lenz. Somos Nuria Net y Álvaro Ramos, y junto a Álex García Amat, somos La Coctelera Mouse. Marina Molina hizo locución adicional.


Álvaro [00:17:21] Hasta la próxima, exploradores.


Posts are coming soon
Stay tuned...